29 dic. 2011

Días de escarcha

Un fenómeno común en estas fechas, si hay anticiclón, es la escarcha. Pinchad aquí si queréis saber más sobre su formación y efectos, y disfrutad de ella en vuestros jardines, deja unas imágenes realmente bellas.








22 dic. 2011

Berberis


De nombre común agracejo, es un arbusto muy apreciado en jardinería.

Plenamente resistente a las heladas invernales, es también muy rústico, adaptándose bien a todo tipo de suelos y exposición, aunque mejor al sol o semisombra. Necesita poca agua, no soporta bien los suelos encharcados.

Los hay de hoja perenne y caduca. Éste, Berberis thumbergii atropurpurea, es de hoja caduca y se utiliza sobre todo por su follaje color púrpura, como indica "su apellido". Bien entrado el otoño, el color se vuelve de un rojo más vivo, como en la foto.

A finales de primavera da unas flores muy pequeñas, amarillas, que dan lugar a un fruto rojo a finales de verano o principios de otoño.


En este jardín destaca cerca del tronco blanco de un abedul  y, un poco más atrás, con el de un alcornoque.

Como elemento decorativo, utilizamos una traviesa de tren original cortada y, colocada en vertical en el suelo, sirve para colocar luces e iluminar el jardín.

Las macetas con flor de temporada son muy útiles y decorativas, sobre todo si son grandes.


Más al fondo, a la izquierda en la foto, el tono de Picea glauca se intensifica en invierno, contrastando perfectamente con el rojo del Berberis.



20 dic. 2011

Avellano, con su licor


Continuamos con árboles que nos dan frutos secos, tan ricos y recomendables para consumir en esta época del año. Hoy le toca al avellano, Corylus avellana.
En algunos libros lo veremos clasificado como arbusto, y en otros como árbol, ya que su altura máxima no suele sobrepasar los 5 metros (límite de altura para los considerados arbustos), y ramifica desde el suelo, otra de las características arbustivas. Es, por esta razón, muy adecuado para formar setos naturales, podados o no. Si uno de los vástagos es dominante, puede llegar a los 12 metros de altura, pero no es frecuente. Su porte natural es de muchos retoños, abiertos e inclinados hacia la tierra.

Crece bien en todo tipo de suelos, incluídos los ácidos y pedregosos, aunque prefiere los calcáreos.

Lo que sí necesita es un suelo fresco, húmedo. En la
Naturaleza crece incluso en cursos de agua, y en valles profundos y zonas umbrías de los bosques, aunque tolera bien el sol en la copa.

Así pues, puedes ponerlo al sol en tu jardín, pero asegurándole agua suficiente durante todo el año, y si le proporcionas sombra en el suelo con otras plantas alrededor, o formando un bosquete de avellanos, mucho mejor.


Destaca mucho su color otoñal, sus hojas se tornan de un amarillo-anaranjado muy cálido.

Origen del nombre

En esta ocasión, Linneo no se complicó mucho asignando nombre a esta planta: para el género usó el nombre común de la época, coudre, que procede del latín vulgar colorus, derivado del latín clásico corylus. La especie, avellana, es una variante de abellana, que significa "originario de Abella", población de la Campania que produce avellanas grandes.

Fuente de la etimología: herbario de plantas silvestres, Larousse.

Hoy os dejo una receta para hacer licor de avellana casero. Si aún no puedes cosecharlas en tu jardín puedes hacerlo con avellanas compradas, siempre procurando que sean de buena calidad.



LICOR DE AVELLANAS

Ingredientes

250 gramos de avellanas tostadas
Medio litro de agua
Medio litro de aguardiente blanco
400 gramos de azúcar (puede ser de caña)
Media vainilla, o unas gotas de esencia de vainilla


Preparación

Moler las avellanas y meterlas en un bote con cierre hermético.
Agregar el medio litro de agua hirviendo, y dejarlo enfriar.
Cuando la preparación esté bien fría, añadir el aguardiente y la vainilla.
Dejar macerar media hora como mínimo.
Colar, agregar el azúcar y unas 10 avellanas enteras que habremos reservado previamente.
Verter en una botella cerrada herméticamente, y agitar hasta que todo se mezcle bien.
Dejar reposar de 3 a 4 semanas, y ya estará listo para consumir cuando se desee.
Mejor servir frío.

19 dic. 2011

Almendros y mazapán


El invierno es buen momento para hacer planes para el jardín, sobre todo si estamos pensando en hacer uno nuevo o modificar el que tenemos. Mejor tener todo bien pensado para dedicar la primavera al trabajo de campo. De momento, podemos decidir qué especies plantaremos.

Elegir bien los árboles es básico, y debemos pensar "para qué" queremos tener árboles en el jardín: para sombra, porque algunas especies tienen un significado especial para nosotros, por su color otoñal, por su forma, por sus frutos, etc.

Ésta última razón es de las más comunes, y desde luego de las más útiles, por el aprovechamiento que podemos hacer. Muchas personas sólo plantan árboles "que dan algo", es decir, algo que se pueda comer. Los hay que dan fruta fresca, y otros frutos secos. Hoy hablamos de los almendros, que además de por su espectacular y temprana floración, nos proporcionan las apreciadas almendras.

Es un árbol muy rústico, con pocas exigencias en cuanto a suelos, agua y exposición, aunque prefiere vivir en suelos calizos y al sol. Si tienes un terreno en ladera o pedregoso, orientado al sur y con poca agua, llenarlo de almendros será una solución perfecta. Soporta las bajas temperaturas mejor de lo que se suele creer, como demuestra su presencia extendida en Segovia, con fuertes heladas en invierno.


Como todos los árboles y arbustos del género Prunus, es muy apreciado en jardinería por su floración, que se produce antes de que salgan las hojas, con las ramas aún desnudas, quedando todo él cubierto de unas preciosas flores de color blanco-rosado, de un perfume embriagador. Cada año serán los almendros los primeros en despertar, cuando el resto del jardín esté aún de invierno, adelantándose a la primavera y regalándonos un verdadero espectáculo.


Origen del nombre: su nombre ciéntifico es Prunus Dulcis. Prunus es un género muy extenso que incluye árboles de frutos carnosos con hueso (drupa): melocotonero, cerezo, endrino, etc. Dulcis alude al sabor dulce de las almendras. Su nombre común, almendro, deriva del griego amýgdalos, alterado por el latín popular.
Fuente: Herbario de plantas silvestres, Larousse.

Los frutos, las almendras, tienen gran valor culinario, sobre todo en repostería, para elaborar mazapanes, turrones y otros dulces. En regímenes alimenticios se consume la leche de almendras. Su aceite es muy apreciado, tiene propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes y laxantes. También es muy apreciado en cosmética.

RECETA DE MAZAPÁN


Ingredientes

1 kg de almendras molidas
1 kg de azúcar
12 yemas de huevos



Elaboración

Se mezlan bien todos los ingredientes hasta que obtengamos una pasta homogénea.
Dejamos reposar unas 12 horas.
Sobre una superficie untada de aceite de oliva, hacemos una especie de torta con la masa.
La cortamos haciendo formas o figuritas, con un cuchillo, cuchara, o con moldes de pastas untados en aceite.
Espolvoreamos azúcar por encima de ellas.
Colocadas en una bandeja, metemos al horno a 240º durante 20 minutos aproximadamente.

Qué aproveche!

7 dic. 2011

Un jardín de otoño

Espectaculares colores en este jardín, y una bonita y relajante música de fondo.


22 nov. 2011

¿Recoger hojas en otoño?


Recoger las hojas secas en el jardín se convierte, para algunas personas, en una tarea pesada e inacabable: se las lleva el viento y las amontona donde no queremos, lo dejamos todo recogido un día y al siguiente vuelve a estar todo cubierto...


Quizá sea un buen momento para aplicar lo de "si no puedes con el enemigo, únete a él". Es cierto que conviene retirar las hojas de las zonas de césped ornamental, si queremos mantenerlo en buen estado, ya que si son muchas y no dejan pasar la luz el césped amarillea, y además la humedad y la falta de aireación pueden producir hongos. Pero no es cierto que sea imprescindible en otras zonas, como las de arbustos, plantas vivaces, e incluso en praderas naturales (nadie se dedica, en plena Naturaleza, a hacerlo).


Podemos dejarlas sin recoger en esas zonas, no sólo no es perjudicial, sino que tiene ventajas. La primera, por estética: hay hojas realmente bonitas y se amontonan en el suelo formando preciosas alfombras que da gusto contemplar. La segunda, por una razón más práctica: porque forman un acolchado natural en el suelo, protegiendo el mismo y por tanto a las raíces de las plantas de las heladas fuertes y manteniendo la humedad de las lluvias caídas. Y si necesitamos una tercera, por la salud del jardín: cuando se descompongan aportarán al suelo abono y múltiples nutrientes.



Un pequeño consejo para ahorraros trabajo y tener más tiempo para disfrutar del jardín.


16 nov. 2011

Cotoneaster lacteus


El género Cotoneaster comprende muchas especies, algunas perennes y otras caducas, todas ellas muy apreciadas en jardinería. Hoy hablamos de la variedad lacteus.


Es otro de los arbustos que alcanza en otoño su máximo esplendor, llenándose de numerosos racimos de frutos rojos.

Si plantamos varios juntos, formarán un macizo compacto que impedirá que crezcan las malas hierbas, facilitando así el mantenimiento del jardín. Crece rápidamente, pero resiste muy bien la poda, así que es fácil de controlar. Es también muy adecuado para setos.


Plenamente resistente tanto a las heladas como a las altas temperaturas, es una planta muy rústica también en cuanto a necesidades de tipos de suelo y agua, se adapta bien a todos y requiere muy poco riego, por lo que es un arbusto muy fácil de cultivar.

Origen del nombre:

Cotoneaster procede del latín "cotoneus" que significa membrillo, y del sufijo "aster" que indica parecido imperfecto. El significado sería, entonces, "membrillo imperfecto", por el parecido que tienen las hojas de algunas especies con el membrillero. Lacteus seguramente aluda al envés blanquecino de las hojas, verde oscuras por el haz.

14 nov. 2011

Un pequeño jardín

Así nos encontramos este jardín cuando llegamos:



Los propietarios querían un jardín de muy bajo mantenimiento, y éste es el resultado:


Hicimos un camino de piedra para los pasos, entrada, escalera y terreno del fondo, y para delimitar las zonas de plantación.
Dejamos un espacio para un pequeño huerto, como ellos querían, y otros dos para plantar arbustos resistentes y rústicos, pero también decorativos. Mezclamos perennes, caducos, de distintas formas, colores de hojas y época de floración, para prolongar el interés en el jardín a lo largo del año.




Aprovechamos una antigüa cuba de vino, usada muchos años atrás por la familia, como jardinera en éste hueco.
 También tenían una vieja pila de piedra, que ahora lucirá más  en la entrada, con plantas vivaces (campánulas y sedum) que aguantarán tanto el invierno como el verano.                      Para acabar luciendo las reliquias familiares, sujetamos la parra a una pérgola, para colocar un banco a la sombra del emparrado.

10 nov. 2011

Asociaciones de plantas (I)


Hay muchas posibilidades para hacer grupos de plantas en el jardín, dependiendo del efecto que queramos conseguir, y en próximas entradas iremos dando ideas. En este caso mostramos un ejemplo de color y contraste con Nandina domestica y Cupressus Macrocarpa "Goldcrest".







Con más perspectiva, las vemos  formando parte de un seto informal, junto a Cotoneaster lactea y Lagerstroemia indica.



Detrás, el follaje más grisáceo de un olivo, y al fondo, en la
pared, una madreselva.

2 nov. 2011

Color de otoño


Es muy importante una buena elección de plantas al hacer un jardín.



Para prolongar el colorido y mantener el interés durante todas las estaciones hay que tener en cuenta la temporada de floración, pero también conocer los tonos del follaje de la planta a lo largo del año.

En esta zona del jardín elegimos árboles y arbustos de diferentes formas y texturas: cuatro coníferas (dos Abetos, Cedro y Picea) que como sabeis son perennes, pero que cambian de tono con el frío. A la izquierda de la Picea glauca colocamos un Acer buergerianum, con su espectacular otoño rojizo. En primer término, Spiraea japonica, de tonos más amarillos; y en segundo, una vivaz de prolongada floración estival, alargada este año hasta estas fechas, Gaura lindheimeri. Al fondo, el amarillo más verdoso de Tamarindo, delante de la forma columnar del Ciprés, y a la izquierda una Higuera.



Mirando la misma zona con más perspectiva, destaca en primer término una mata de Stachys bizantina, cuyas flores, malva en verano, perduran en invierno ya secas en la planta, y pueden cortarse como flor seca.


28 oct. 2011

Bonetero


Es éste, de nombre científico Euonymus europaeus, uno de los arbustos autóctonos más ornamentales para nuestros jardines, sobre todo a finales de verano y principios de otoño.


Vive bien en suelos frescos, en las márgenes de bosques húmedos, en setos, o incluso muy cerca del cauce de los ríos. Y preferiblemente, en terrenos calizos.


Destaca sobre todo por sus frutos, de un rosa muy intenso. Tienen cuatro lóbulos que se abren por el centro de cada uno, no por la intersección entre ellos, y por donde salen los frutos cuando maduran, éstos de un naranja muy vivo, formando así una mezcla de colores muy rara y vistosa, que hacen al bonetero un arbusto muy fácil de identificar.


 Las hojas son llamativas también en otoño, con tonos rojizos y amarillos.

 Origen del nombre:

El bonetero, presente en nuestras tierras desde siempre, debe su nombre a la forma característica de sus frutos, que presentan cuatro picos, como los bonetes, las gorras que antiguamente llevaban los eclesiásticos y los seminaristas.
Euonymus procede del griego, "de buen nombre", y se usaba de forma irónica, pues se consideraba fuente de desgracias debido al olor desagradable de sus flores y a que sus frutos y sus hojas eran venenosos. El adjetivo europaeus toma nota de la amplia distribución de la especie en nuestro continente.

Fuente: herbario de plantas silvestres, Larousse.





20 oct. 2011

Labores del jardín en otoño


(Pincha en la imagen)
El otoño es una estación que invita a la contemplación, a recoger, a meditar. Pero ¡ay! también trae consigo mucho trabajo y en el oficio de jardinero "hoy es pronto, mañana es tarde". Hemos de tener todo listo para cuando lleguen los vientos helados o la tierra esté empapada y no se pueda laborar.


Reduciremos los riegos, preparando las plantas para el frío. Es también el momento de trasplantar y, sobre todo, de hacer nuevas plantaciones. Muchos proyectos de jardinería fracasan porque no se tiene en cuenta esta sencilla norma popular: "Planta árboles por San Miguel (29 de septiembre) y ordénales crecer; plántalos en la Candelaria (2 de febrero) y tendrás que suplicárselo". Solemos esperar, equivocadamente, hasta el último momento, a que lleguen los hielos, o agotamos la primavera y luego plantamos, sin tener en cuenta que cada año son más calurosas y secas.


Hay una temporada, entre finales de septiembre y mediados de noviembre, según los años, muy favorable para casi todos los trabajos de jardinería. A continuación se detallan algunos de los trabajos que pueden emprenderse durante ese periodo:

- Plantaremos especies perennes y, en cuanto pierdan la hoja, también caducifolias.
- Prepararemos (cavas, rastrillado, recebado) y sembraremos las praderas, que reverdecerán antes del frío.
- Es el momento adecuado, cuando sea necesario, para las cavas en profundidad y los estercolados (jardines y huertos nuevos). Es un buen momento para iniciar jardines o huertos, o ponerlos al día.
- Plantaremos bulbos y bienales de floración primaveral y prepararemos las vivaces para el invierno.


Fuente: Manual de Jardinería Ecológica, Ecologistas en Acción.

19 oct. 2011

18 oct. 2011

Parra virgen


Parra virgen es el nombre común que se da tanto al género Parthenocissus como al de Ampelopsis, ambos pertenecientes a la familia de las Vitáceas, como la vid (Vitis spp.) o la parra de uva (Vitis vinifera) entre otras muchas especies de Vitis.


En las fotos, es Parthenocissus quinquefolia la que ya se ha vestido con esos tonos rojos y casi púrpuras de su espectacular otoño.

Se adhiere con mucha facilidad a los muros y cubre rápidamente las paredes, gracias a una especie de ventosas que tiene al final de los zarcillos con los que se agarra y trepa fácilmente.
Es caducifolia y muy resistente, incluso orientada al norte en climas fríos, y prefiere la sombra o semisombra, y los suelos bien drenados.

El nombre quinquefolia es por los cinco foliolos de sus hojas compuestas.


13 oct. 2011

Rosal silvestre


La Rosa canina, o rosal silvestre, o escaramujo, es otra de las plantas autóctonas perfectas para el jardín. De él provienen todas las variedades de rosales ornamentales utilizados hoy en jardinería.

En primavera se llena de unas delicadas y fugaces flores que van desde el blanco al rosa,



 y que, a finales de verano, dan paso a los frutos, los escaramujos. Éstos permanecen en las ramas hasta bien entrado el invierno, cuando ya se han caído todas las hojas.
 

El verde de las hojas se vuelve amarillo-anaranjado en otoño, resaltando el follaje, y la temporada "vistosa" del escaramujo es realmente larga.
 Son perfectos para muros, resaltan mucho sobre las paredes; también para formar setos o para dejarlos crecer y trepar por las ramas de los árboles, mezclando sus flores y frutos con las hojas de éstos.

Constituyen una fuente importante de alimento para muchos pájaros y mamíferos a finales de verano y en otoño, cuando ya la comida escasea. Así que, si queremos atraer vida a nuestro jardín, no podemos olvidarnos de plantar un rosal silvestre.




Sus frutos tienen una gran cantidad de vitamina C, y con ellos pueden elaborarse mermeladas, licores, infusiones, etc.


Licor de escaramujo:  En 3l de aguardiente, se deja macerar 15-30 días 1 kg de escaramujos y 500gr de azúcar. Filtrar y agregar agua al gusto


Jaleas, mermeladas y más:

http://www.larevistaintegral.com/337/bayas-de-escaramujo-refuerzan-las-defensas-y-regulan-el-intestino.html


http://www.trucosnaturales.com/el-escaramujo-una-verdadera-fuente-de-vitamina-c/
.

5 oct. 2011

Tejo


Ya están los tejos, Taxus baccata poniendo una nota de color en el jardín con sus frutos.

Es una conífera de crecimiento lento, que de joven tiene una forma piramidal y con los años va abriendo la copa.

Le gustan los suelos frescos, aunque tenga la copa al sol, y es perfecto para laderas o terrenos escarpados.

Plenamente resistente, soporta bien las heladas invernales.


Los frutos tienen fama de ser muy tóxicos, y es verdad en parte: es la semilla la que sí lo es, pero no el arilo (falso fruto) carnoso.





Origen del nombre:

Taxus es el nombre que recibe el tejo en latín. Probablemente procede del griego taxos (arco), a su vez derivado de la raíz indoeuropea tex (trabajar hábilmente), y hace referencia a la facilidad con que se trabaja su madera, tradicionalmente empleada para fabricar arcos y lanzas. Baccata (baya en latín) designa los falsos frutos rojos del tejo, los arilos.

Fuente: Herbario de plantas silvestres, Larousse.


4 oct. 2011

Un rincón en el jardín


Para leer, charlar, beber, contemplar... para estar.


Pensamientos

Ya es tiempo de plantar pensamientos o Viola, tanto en suelo como en macetas. Perfectas para alegrarnos el otoño, y muy resistentes al frío. Aunque mientras éste llega, y mientras no llueva, mejor que no les falte el agua. En esta hilera de macetas instalamos un sistema de microriego programado, y alternamos flores de temporada durante todo el año.




2 oct. 2011

Rocalla

A la entrada de la casa rural "El rincón de los bohemios " de Brieva (Segovia), donde no había nada, hicimos esta rocalla.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...